RSS

Novedades de diciembre

Pincha en la imagen para ver todas las novedades de este mes.

novedades-diciembre-adultos
.

Puedes consultar los meses anteriores en la página web del Ayuntamiento de Huesca.

Recuerda también, que puedes reservar  tu ejemplar (siempre que esté prestado), a través del Catálogo de la Red de Bibliotecas de Aragón.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 diciembre, 2016 en Novedades

 

Etiquetas:

“Entre viñetas y bocadillos”: primer reencuentro tras el verano

Entre viñetas y bocadillos
.
¡Vuelta al trabajo! Bueno, llamar al Club de Cómic Viñetas y Bocadillos trabajo es poco apropiado: todos vamos allí para disfrutar. Un buen número de amigos se han sumado a esta nueva edición, que tuvo su primera sesión de la temporada 16/17 el pasado 19 de octubre. Allí aprovechamos para repasar las lecturas del verano (‘Leñadoras’, ‘La Visión’, ‘Lamia’, ‘Museum’…), y quedaron planteadas las propuestas para la siguiente sesión, que tendrá lugar el miércoles 16 de noviembre.

 barrio-3-624x334

Bajo el lema ‘Jirô Taniguchi: El más europeo de los autores japoneses‘, se sugirieron como lectura algunos de los títulos del maestro nipón:

– El almanaque de mi padre

– Barrio Lejano

– El Olmo del Cáucaso

– Crónica de la Era Glacial

– La montaña mágica

– El Gourmet Solitario

Óscar Senar
El viñetario
 
 

Etiquetas: ,

“El lector” de Bernhard Schlink

Club de lectura Sender

El cine potencia los libros. Gracias a la adaptación de El lector por parte de Stephen Daldry (que también adaptó de forma magistral Las horas), que fue nominada a cinco premios de la Academia y Kate Winslet terminó ganando el Oscar a la mejor actriz, además del Globo de Oro por su interpretación de Hanna Schmitz, casi todas las participantes del club de lectura conocían la obra de Schlink.

el-lectorEl lector (en alemán Der Vorleser, literalmente “el que lee en voz alta”) es una novela escrita por el profesor y juez alemán Bernhard Schlink, que empezó a escribir con cuarenta años y es autor de cuatro novelas policíacas y de algunos relatos. Traducida a 51 idiomas, fue la primera novela alemana en llegar al primer lugar de la lista de los más vendidos del New York Times. En Alemania vendió más de 500.000 ejemplares y en EE.UU. más de 750.000.

La historia está narrada en primera persona por el personaje principal (Michael Berg) y se divide en tres partes. Con un lenguaje sencillo y directo, la acción se sitúa en Alemania en diferentes etapas del siglo XX, e invita al lector a reflexionar sobre la culpa, el perdón, la justicia y las consecuencias de determinados actos, además de ahondar sobre el conflicto generacional que vivió Alemania tras la Segunda Guerra Mundial: los que colaboraron con los nazis, los que tan solo lo contemplaron y los que, sencillamente, hicieron oídos sordos.

En la primera parte (año 1958) Michael, un joven de quince años, enferma de fiebre amarilla. El tono y el lenguaje de la narración tiene aires románticos. En la segunda parte, Michael se debe enfrentar a sus propios sentimientos hacia Hanna Schmitz; sentimientos y recuerdos que se contradicen con lo que está viviendo. Y en la tercera parte, observamos cómo sus sentimientos han evolucionado y cómo a Michael le persiguen los remordimientos. Y toda historia bañada por la lectura, el erotismo y la culpa.

Una gran novela que gustó a todas las participantes.

“Cuando se paran por avería los motores de un avión, eso no significa que se acabe el vuelo. Los aviones no caen del cielo como piedras. Los enormes aviones de pasajeros de cuatro motores pueden seguir planeando entre hora y media y tres cuartos hasta estrellarse al intentar aterrizar. Los pasajeros no se dan cuenta de nada. Volar con los motores parados produce la misma sensación que hacerlo con los motores en marcha. Hay menos ruido, pero no mucho menos: el aire que cortan el fuselaje y las alas hace más ruido que los motores. Llega un momento en que al mirar por la ventanilla se ve la tierra o el mar amenazadoramente cerca. Eso si las azafatas o los auxiliares no cierran las persianas de las ventanillas y ponen vídeo. Quizás los pasajeros incluso se sientan mejor, al haber menos ruido…”. El lector, de Bernhard Schlink (1995).

Oscar Sipán

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 25 noviembre, 2016 en Club de Lectura Sender

 

Etiquetas: ,

“El tiempo que nos une” de Alejandro Palomas

Comenzamos…

Club de lectura Durán

Qué mejor manera de empezar nuestro Club de lectura que enmarcarlo dentro de las actividades de nuestro undécimo aniversario, y qué mejor manera de empezarlo que el día 24 de octubre, día en que se celebra el Día de las Bibliotecas.  Esta es una iniciativa de la Asociación española de Amigos del libro infantil y juvenil, que apoyada por el Ministerio de Cultura, quisieron ensalzar y recordar la destrucción de la Biblioteca de Sarajevo incendiada en 1992 durante el conflicto balcánico. Esta propuesta sirve para hacer llegar a todo el público la importancia  de las bibliotecas como lugar de encuentro entre lectores y cultura fomentando una mejora de la convivencia entre ellos.

El-tiempo-que-nos-uneComenzamos pues en una fecha clave y con la lectura un libro conmovedor,  El tiempo que nos une de Alejandro Palomas.

El libro nos narra la vida de  una saga familiar formada exclusivamente por mujeres en la que el puntal es la abuela Mecía, una nonagenaria esperpéntica que dudas entre sí amarla u odiarla, ya que con el poder de la edad en sus manos tiene la capacidad de decir  lo primero que le viene a  la cabeza,  que a menudo suelen ser verdades dolorosas para el resto de su familia. Mencía es el nexo de unión con los demás personajes de  la novela, representada en esta lectura por el faro de la isla al que todas acuden cada vez que se ven desamparadas. Ella tiene la seguridad de  que necesitan de su presencia para poder continuar con sus vidas y no desmoronarse, por eso no se puede morir todavía.

Lía y Flavia son las hijas de Mecía, muy diferentes entre sí. Lía es la apatía, la resignación y la conformación, siempre preocupada por el bienestar de su familia haciendo caso omiso a sus propias necesidades; Helena, Inés y Bea son las hijas de Lía. Helena murió trágicamente en el mar haciendo lo que ella adoraba y dejando presente en la novela su espíritu rebelde y aventurero. Inés  vive el duelo de su hijo Tristán,  un sufrimiento tan intenso que no la deja despegar  hacia la esperanza de una vida nueva y Bea la pequeña, intenta buscar su lugar en esta familia acompañada de su hija Gala. Flavia en cambio, decide dar un paso al frente y luchar por lo que ella cree, lo que le hace cruzar medio mundo para encontrar un proyecto de futuro.

La sobrecogedora  familia de esta novela nos transporta  a un mundo interior duro, de grandes emociones y sentimientos que consigue que cada personaje penetre  en nosotros sin dejarnos indiferentes. Quizás nos identificamos con alguna de ellas o quizás lo visualizamos en alguien cercano pero durante algún tiempo serán parte de nuestros pensamientos.

Para finalizar recomendaros la lectura de esta novela llena de ternura que nos hace pensar que el futuro siempre nos deparara algo mejor.

¡Os espero para el próximo encuentro!

Inés Mur

 
2 comentarios

Publicado por en 23 noviembre, 2016 en Club de lectura Durán, Recomendaciones

 

Etiquetas: ,

Primer encuentro del Café literario Durán

café literarioComenzamos nuestro café literario comentando la primera obra de este curso: Las Troyanas. En esta tragedia Eurípides narra el horror de las mujeres troyanas que, tras la victoria de los griegos sobre Troya, fueron capturadas por estos para ser llevadas como esclavas a Grecia. En esta impresionante obra Eurípides lanza un grito contra la guerra y contra el sufrimiento que esta depara tanto a los vencidos como a los vencedores y en especial a los seres menos protegidos, los niños y en esa época, las mujeres.

Además el largo verano ha sido muy fructífero para los tertulianos en lo que a lecturas se refiere. Destacamos algunas de ellas:

  • Tyler,Ann. Cuando éramos mayores. Alfaguara, 2007. Es una novela sobre la valentía para afrontar las segundas oportunidades de la vida. Rebeca, la protagonista, toma de nuevo las riendas de la suya a una edad en que la mayoría se resignaría a seguir igual.
  • Strout, Elisabeth. Me llamo Lucy barton. Duomo Editorial, 2016. Una madre y una hija se reencuentran tras muchos años sin verse en la habitación del hospital donde la hija se recupera de una larga enfermedad. Es una intensa radiografía de los sentimientos de dos mujeres que nunca se han atrevido a decirse que se quieren.
  • Schlink, Bernhard. El fin de semana. Anagram, 2011. Como en sus otras obras, el autor explora en la reciente historia alemana y, a través de varios personajes que se reúnen para celebrar la salida de la cárcel de Jörg, antiguo miembro del grupo terrorista Baader- Meinhof, habla de la confrontación, el rencor, el olvido y el perdón tras años de luchas ideológicas.
  • Caso, Ángeles. Todo ese fuego. Planeta, 2015. La historia de tres hermanas novelistas (La Brönte) que se adelantaron a su tiempo y suplieron con la escritura el triste destino de ser mujer soltera en una aldea inglesa del siglo XIX.
  • Sapetys, Ruta. Entre tonos de gris. Maeva, 2011. Lina, la protagonista, una chica de 15 años lituana narra el largo viaje que tienen que realiza su madre, su hermano y ella hasta los campos de trabajo de Siberia, tras verse truncada su vida cuando es arrestada su familia una noche de 1941 por la policía secreta soviética.
  • Fiztgerald, Penelope. La ruta de los Ángeles. Impedimenta, 2015. Fred Fairly puede llegar a ser un profesor de Ciencias de Cambridge, pero para ello debe respetar la severa norma del college al que pertenece, St Angelicus, que no permite la entrada a ninguna mujer. Sin embargo, el joven se rebela contra esta dura ley.
  • Zweig, Stefan. Novela de ajedrez. Acantilado, 2013. No podía faltar una novela de nuestro admirado Zweig. Una obra maestra que nos habla de la resistencia del hombre ante la presión extrema, valiéndose de un relato sobre dos jugadores de ajedrez que se conocen durante un viaje en  barco.

Concepción Generelo

 

 
 

El aroma a café vuelve a la biblioteca

Arrancó el Café literario de este curso el día 11 de octubre pasado. No estoy seguro de que exista un perfil de lector, signifique perfil lo que signifique, pero lo cierto es que, con solo tres excepciones, incluido yo mismo, todo son lectoras.

Café literario Sender

Café literario Sender

Ese es el hecho. Pero ahora viene la segunda parte de la historia. A la pregunta de qué obra (novela, u otro género, qué más da) o qué escritor nos había cambiado la vida o recordábamos como una experiencia esencial, relato que sirvió también como presentación, hubo quién que trajo el recuerdo imborrable de la remota lectura de Miguel Strogoff, de Julio Verne, y de Chéjov, que le había decidido a escribir cuentos, quién que se había sentido profundamente concernida por Stefan Zweig (en particular, por ese extraordinario retrato de una época desaparecida que es El mundo de ayer) y por Juan Goytisolo, quién que citó a Hermann Hesse, o a Saramago, a Hannah Arendt, a Miguel Delibes, a Baroja, a Primo Levi (¡ese descenso a los infiernos!), a Proust, a Lorca, a Orwell, a Dorothy Parker, quién que anda leyendo La Ilíada,… ¿Hace falta decir más?

Grandísima exigencia de lectura, pues, que nos aleja de la tentación de la literatura como espectáculo, utilizado “como respiradero para aliviar las tensiones que produce una acrecentada alienación cotidiana”, y que nos permite huir de “lo cómodo, lo reconocible, lo que resulta confortable y reconfortante”, y buscar, en su lugar, “lo inquietante y transformador” (los entrecomillados son citas de Marta Sanz). Tal vez podríamos suscribir lo que, en 1904, con la lucidez que siempre mostró, escribió Kafka en una carta a su amigo Oskar Pollak, y que tanto me gusta recordar:

“Pienso que sólo debemos leer libros de los que muerden y pinchan. Si el libro que estamos leyendo no nos obliga a despertarnos como un puñetazo en la cara, ¿para qué molestarnos en leerlo? ¿Para que nos haga felices, como dice tu carta? Cielo santo, ¡seríamos igualmente felices si no tuviéramos ningún libro! Los libros que nos hagan felices podríamos escribirlos nosotros mismos, si no nos quedara otro remedio. Lo que necesitamos son libros que nos golpeen como una desgracia dolorosa, como la muerte de alguien a quien queríamos más que a nosotros mismos, libros que nos hagan sentirnos desterrados a los bosques más remotos, lejos de toda presencia humana, algo semejante al suicidio. Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado dentro de nosotros. Eso es lo que creo.”

Pluma y papel

O lo que, en un eslabón más de la gran cadena de la literatura, aconsejaba Rafael Chirbes como regla para escribir:

“Si un libro no te ayuda a entender cuanto te rodea y a nadar en la penosa charca del mundo, para qué vas a escribirlo. Tampoco escribas un libro que no te cambie, que no te ayude a mirar las cosas desde otro lugar. ¿Para qué vas a perder el tiempo escribiendo si ya sabes la conclusión de lo que acabas de iniciar? El camino hacia la literatura es la incertidumbre.”

He ahí el pasado, y el presente. Para ahora y en adelante, las primeras propuestas de lectura: un Carrère, El adversario, que narra una historia truculenta, pero verdadera, la del falso doctor Romand, una vida inventada que nos permitirá explorar las relaciones entre ficción y verdad; un Modiano, La hierba de las noches, indagación («Pourtant je n’ai pas rêvé.») inequívocamente modianesca a través de las brechas del tiempo por un París interior; una espléndida novela de Simenon, El gato, motivo para reivindicarlo como el gran escritor que fue, más allá de su etiqueta como autor de novelas de Maigret, y tan cercano a Modiano, también como testigo de ese París nocturno y espectral; y un lúcido y temprano Chirbes, La buena letra. Añadiremos, por fin, el perspicaz y admirable conjunto de ensayos sobre la lectura que reunió Ricardo Piglia en El último lector.

Ambrosio Lacosta

 
1 comentario

Publicado por en 3 noviembre, 2016 en Café literario Sender, Recomendaciones

 

Novedades de noviembre

Pincha en la imagen para ver todas las novedades de este mes.

novedades-noviembre-adultos

.

Puedes consultar los meses anteriores en la página web del Ayuntamiento de Huesca.

Recuerda también, que puedes reservar  tu ejemplar (siempre que esté prestado), a través del Catálogo de la Red de Bibliotecas de Aragón.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 noviembre, 2016 en Novedades

 

Etiquetas:

 
A %d blogueros les gusta esto: