RSS

La Educación de las mujeres, de Pierre-Ambroise Choderlos de Laclos

Oficial del Ejército francés, político y escritor

Nacido en 1741 en Choderlos de Laclos se dedica a la carrera militar, en la que su carencia de títulos nobiliarios significará un obstáculo. Alcanza el éxito a través de la literatura. En 1782 publica Las amistades peligrosas. Esta obra es una crítica a la moral y las costumbres de la nobleza

Un año después, Laclos compone tres ensayos para un concurso de la Academia de Châlons-sur-Marne sobre el tema: ¿cuáles serán los mejores medios de perfeccionar la educación de las mujeres? Estas notas no fueron publicadas hasta 1904.

            El primer ensayo sorprende por su brevedad y su contundencia: Es imposible perfeccionar la educación de las mujeres, dada la situación en la que se encuentran. Laclos dialoga con Rousseau, pero intenta introducir algo de sensibilidad en la frialdad del ginebrino.

            El texto de Laclos dice que, además de que resulta fuera de lugar cómo educar a la mujer por parte de aquellos que no desean educarla, resulta imposible educarla en la “utilidad social”. De la misma manera que educar a un esclavo lo convertiría en un no esclavo, educar a la mujer la haría un elemento antisocial.

            El segundo ensayo se acerca a un estudio antropológico sobre el origen del ser humano, así como un análisis minucioso y un tanto sorprendente del desarrollo biológico y social que, si bien resulta más favorable en la visión del papel de las mujeres en el mismo, no deja de resultar chocante en muchos aspectos. Su concepción de la mujer natural, frente a la propuesta rousseauniana, nos presenta una mujer más sensual y sexual y con más iniciativa y autonomía.

            El tercer ensayo aborda uno de los temas de interés en los salones dieciochescos como es el del “disimulo” y también nos presenta una serie de indicaciones y orientaciones para la formación de una joven, donde llama la atención la diversidad de estudios recomendados para su formación moral e intelectual, así como la ausencia de expectativas para ninguna función social que pudiera resultar “útil” más allá del destino de esposa y madre.

            Choderlos de Laclos ha sido reconocido entre los escritores y pensadores de la Ilustración francesa uno de los escasos defensores de una Educación para las Mujeres más abierta y amplia que la que recibían. Sin embargo, no llegará a hacer una defensa de su papel político tan comprometida como la que hiciera el marqués de Condorcet.

            En cualquier caso, resulta de gran interés acercarse al debate sobre la Educación de las Mujeres en el que intervinieron una gran parte de los ilustrados lo cual nos indica que “la cuestión femenina” formaba parte de la actualidad.

Charo Ochoa

 

Etiquetas: , , , ,

Sesión de noviembre: Billy Wilder

La sesión del pasado 13 de noviembre estuvo dedicada a Billy Wilder.

A través de varias escenas de dos de sus películas fundamentales, “El crepúsculo de los dioses” y “El apartamento”, descubrimos su mundo.

Películas disponibles en nuestro catálogo


Un mundo que se fundamenta en la herencia de Lubisth, y que transcurre a través de las apariencias, porque en Wilder todo lo que parece no es. 


Sus personajes son tan ambiciosos que acaban por sucumbir al dolor que generan y la tristeza de su soledad. Son víctimas de sus deseos, que a veces provocan sonrisas y otras desprecio. 


Los guiones son prodigiosos, Wilder está considerado el mejor guionista de la historia, a veces demasiado perfectos. 


Los temas difíciles: la prostitución de “Irma la dulce”, el comunismo en “Uno, dos, tres” o la decadencia en “El crepúsculo de los dioses”, contribuyeron a que no tuviera el éxito comercial que merecía.


El blanco y negro fueron los colores de su cine, cine que transcurrió por todos los géneros, a excepción del oeste. 


El genio austriaco, el último clásico, nos dejó a la entrada del siglo XXI.

Alfonso Gómez

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 diciembre, 2019 en Hoy toca cine, Recomendaciones

 

Etiquetas: , , ,

Café literario Sender: Sesión de reapertura

Justo mediado octubre, el día 15, cuando las primeras hojas de los árboles se precipitaban hacia el suelo, arrancó, una vez más, este Café literario, y lo hizo con una sesión preliminar, en la que, junto con las presentaciones, se mostró el engranaje del Café, se dio cuenta de nuestras lecturas más recientes, repasamos el panorama literario presente y el porvenir, y vimos ya los hilos conductores de alguna de las sesiones sucesivas.

Hablar de libros no siempre es hablar de literatura, habiendo tantos de aquellos que no pasan de productos prefabricados más propios de viajantes de comercio que de lectores avisados. Y, sin embargo, quizá tenga razón António Lobo Antunes cuando dice que se aprende más de los libros malos que de los buenos.

Éste, que llamamos Café literario, tiene buena cuenta de ello, y se aleja también de un club (mejor sería decir grupo) de lectura porque aquí no se lee uno, y para todos el mismo, libro, sino que se organiza alrededor de un hilo conductor, distinto en cada una de las sesiones. Y si echamos la vista atrás, nos hacemos cuenta de cuántos, y de qué modo diversos, hemos seguido hasta ahora: James Salter/Philip Roth, literatura centroeuropea por el curso del Danubio, literatura y censura (Lawrence, Nabokov, Céline), los escritores que emigraron de lengua, homenaje a los traductores (y tuvimos entre nosotros a una de las mejores, Selma Ancira), literatura japonesa, diarios, literatura escrita por mujeres, lusofonía, literatura francesa contemporánea (Modiano, Echenoz, Carrère, Michon, Mauvignier), Berlín,…

Hubo un tiempo para recordar a los dos ganadores del premio nobel de literatura en este año extraño que ha concentrado el de 2018 (concedido a la bastante desconocida y poco publicada entre nosotros Olga Tokarczuk, de la que en ese octubre puso a la venta Anagrama esa obra híbrida titulada Los errantes) y el de 2019 (Peter Handke, ampliamente editado, y con la fortuna de haber estado sus traducciones en general a cargo de Eustaquio Barjau). También fue ocasión para recordar la muy reciente aparición del último libro de otro premio nobel, el de 2014, Patrick Modiano, Encre sympathique, en la colección Blanche de Gallimard. Y, no siendo todo alegrías, hubo caso de llorar la muerte del inmenso erudito y sabio que fue Harold Bloom. Y, en medio de la tristeza, ¿cómo no recordar aquí el momento en que uno de los protagonistas de Crematorio (esa novela de Rafael Chirbes que quedará, en mi humilde opinión, como una de las obras maestras de la literatura contemporánea), Rubén Bertomeu, elige la música de Bach, la Cantata BWV 12, para el último momento de su hermano muerto: «Bach: Weinen, Klagen, Sorgen, Zagen: Lloros, lamentos, preocupaciones, temores: las palabras sagradas transubstanciadas en música por el espíritu de Bach. Matías, te vas envuelto en lo más hermoso, en lo más limpio que el hombre ha producido, el fuego purificador y la música de Bach, lo que nos desinfecta por fuera y lo que nos enciende por dentro.»?

Un inventario rápido de nuestras lecturas más recientes nos permitió “repertoriar“, en un ecosistema tan amplio como variado, a escritores como John Steinbeck, Haruki Murakami, Almudena Grandes, Fernando Pessoa, John Williams, Truman Capote, Aleksandar Tišma, Vasili Grossman, Jesús Moncada, Elena Poniatowska, Iris Murdoch, Edna O’Brien, Miguel de Unamuno, , Romain Gary, Nell Leyshon, Tatiana Tibuleac, Guillermo Altares, Juan José Millás, Ryszard Kapuściński, Antonio Tabucchi, Marta Sanz, Patrick Modiano, J. D. Salinger, Charles Bukowski,…

(Puedes consultar los libros disponibles de cada autor en nuestro catálogo)

Y quedó fijado el hilo conductor de las sesiones de noviembre y diciembre: Cronistas de Yndias y primera vuelta al mundo y 100 años de Iris Murdoch.

Americae nova Tabula (Willem Blaeu, 1665)

Para la primera, conviene retener alguna de las obras clásicas, entre otras el Diario de a bordo, de Cristóbal Colón, las Cartas de relación, de Hernán Cortés, Naufragios y comentarios, de Álvar Nuñez Cabeza de Vaca, la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, de Bernal Díaz del Castillo, los Comentarios reales (I y II), del Inca Garcilaso de la Vega, o la Nueva crónica y buen gobierno (I y II), de Felipe Guamán Poma de Ayala. Para una visión desde el otro lado, el de los vencidos, está la edición que preparó el recién fallecido Miguel León-Portilla. Para la vuelta al mundo, el relato de Antonio Pigafetta, La primera vuelta al mundo.

Iris Murdoch

Para la segunda, de entre las numerosas obras de Iris Murdoch cabe destacar El mar, el mar, El sueño de Bruno, Henry y Cato y El príncipe negro, y, resultado de su actividad filosófica, La soberanía del bien, Nostalgia por lo particular y La salvación por las palabras.

Y este blog querría ser, sobre todo, como aquellas Yndias, un lugar de ida y vuelta, donde naveguen ideas, sugerencias, propuestas y debates.

Ambrosio Lacosta

 
 

Etiquetas: , , , ,

CLUB DE LECTURA DURÁN GUDIOL 2019-2020

¡Arrancamos nuevo año lector!

Comienza un nuevo reto para este año, nuevas lecturas que están por llegar, historias tristes, emocionantes, relatos sobrecogedores que luego nos dan pie a que nuestras tertulias sean sorprendentes e infinitamente gratificantes.

Nuestros clubes se reunieron en su primera sesión para comentar dos novelas: “Estupor y temblores” y “Una lectora nada común” de la que os dejamos un breve comentario a continuación.

El primer grupo leyó “Estupor y temblores” de Amelie Nothomb; esta novela ganadora del “Premio de Novela Francesa” en 1999 ha sido llevada al cine en 2003 y, posteriormente, al teatro con gran éxito. Una novela corta pero capaz de trasladarnos a un mundo laboral muy poco conocido por todos nosotros, la historia se centra en Japón un país con una cultura hacia el trabajo que nos sobrecoge por su intransigencia con los individuos, la  perfección del trabajo y la apariencia personal  y la  jerarquización de las personas dentro de una empresa. Temas como el trabajo sin mesura, el honor de las personas, las exigencias sociales a las que se ven sometidas las mujeres, la obediencia sin objeciones hacia los superiores, el individualismo juzgado como sabotaje hacia la empresa y  la penalización de la iniciativa que es  considerada como algo indigno en un empleado son las cuestiones descubrimos en la lectura de esta historia. Mención se hace también al suicidio,  tema muy  controvertido en Japón ya que es uno de los países del mundo con unas tasas más altas de suicidios, ¿serán debidos a todas las presiones a las que se ve sometida esta sociedad?

La autora escribe esta novela bajo la perspectiva de su propia vivencia personal siempre en clave de humor, un humor muy sutil e irónico que se ajusta a la perfección  con esa sociedad tan hermética como es la japonesa.

Como fin a esta sesión de lectura, leímos también el álbum ilustrado “Cigarra” de Shaun Tan que encaja a la perfección con la opinión que nos generó a muchos de nosotros la lectura de esta novela.

Resultado de imagen de estupor y temblores"

                                     

Con el  segundo grupo de lectura leímos la novela “Una lectora nada común” de Alan Bennett libro altamente curioso por el personaje en el que se centra y por la cantidad de referencias a la literatura que hace tanto de escritores como de obras.

La narración comienza con una casualidad y a partir de allí la historia se centra en las reflexiones que va haciendo sobre la lectura el propio personaje, los cambios que en la protagonista se van produciendo por “culpa” de los libros, el problema que genera en el entorno su hábito de lectura y la percepción que el personaje tiene de la lectura. Os preguntareis quien puede ser el protagonista de la novela para que genere tanta preocupación por si lee o  no lee, o lo que lee en sí mismo, pues se trata de la Reina Isabel II, un personaje conocido mundialmente pero del que nadie conoce nada.

Resultado de imagen de una lectora nada comun

 Ella misma y a través de la iniciación en el mundo de la lectura por su pinche de cocina empieza a recapacitar sobre el por qué de la  lectura, si tiene que leer por pura diversión o por aprendizaje, divaga sobre si sus actividades de ocio tienen que ser otras en las que no muestre su lado más personal y se plantea considera ella misma una analfabeta de la literatura ¡ella que se ha codeado con los mejores escritores, premios novel y más laureados de los últimos tiempos! ¿Cómo puede considerase una inculta literaria?, por aquí discurren sus pensamientos internos hasta que poco a poco se va volcando en un mundo desconocido para ella y le provoca un interés desconcertante para el resto de sus subordinados. El final de la novela, tiene un revés curioso ya que se ve como puede inquietar el placer de leer a cualquier persona, en este caso a una nada común.

¿Qué es lo que lee la Reina os preguntaréis? Siempre pensando que se trata de una obra de ficción y que el autor le atribuye esas lecturas, una de las partes más interesantes del libro es el enorme listado de obras y autores a los que hace referencia la novela, autores que os dejo alguno a continuación: Proust, el poeta Betjeman, Philip Larkin, Dickens, Alice Munro, Ian McEwan, Kazuo Ishiguro, Beckett, Nabokov, Philip Roth, Mary Renault, Denton Welch, Jane Austen, George Eliot, Henry James, Dostoievski, Shakespeare, Brontë, Ivy Compton-Burnett, Dickinson… y un largo etcétera de autores de la historia de la literatura.

¿Os animáis a leer algo de lo que cautivó a la reina? ¡Espero que lo disfrutéis! Mientras tanto… ¡Felices lecturas! 

Inés Mur 

 

"Sostiene Pereira", de Antonio Tabucchi

El pasado martes 29 de octubre, dio comienzo una nueva andadura del “Club de lectura Sender”. La moderación correrá en este curso a cargo del profesor de literatura española y teoría de la literatura Antonio Viñuales.

El primer libro objeto de tertulia y comentario esta primera sesión ha sido Sostiene Pereira de Antonio Tabucchi. Se dio la circunstancia de que buena parte de las integrantes del grupo lo habían leído hace ya algunos años con anterioridad, pero la sensación general fue satisfacción por la relectura de un libro que, aunque breve, está lleno de grandes experiencias, lecciones y simbolismos que comentamos.

El primero de ellos consistió en constatar que las grandes obras no precisamente se encuentran a veces en los libros voluminosos, por lo que cantidad no solo no es siempre sinónimo de calidad, sino que en muchas ocasiones la primera compromete a la última. Se comentó la condensación propia de los géneros literarios breves y la necesidad de ser más preciso y directo a la hora de acometerlos.

El lenguaje de Sostiene también fue comentado, y es que no precisamente la obra destaca por su preciosismo ni por su esteticismo. No hay una voluntad retórica en el libro de Tabucchi, pero precisamente su lenguaje pericial y pleno de objetividad es precisamente uno de sus potenciales y una de las características que lo diferencia y distingue de otros libros. Aprovechamos esto para avanzar que este lenguaje propio más del estilo jurídico o de la pericia no es una simple elección estética del autor ni una característica propia de su estilo. Se trata, en cambio, de una característica de género, pues se terminó subrayando que este libro es un caso.

El caso es un género literario que tiene su origen en la prehistoria. Y es un género oral que se diferenció de otros coetáneos como el milagro, la anécdota, el sueño o la fábula, entre otros, porque incorporaba un proceso judicial cuyo objetivo era la restitución de la unión de un colectivo, quebrantada o amenazada por unos hechos objeto de pericia, testimonio y evaluación. Este género se adaptó a la escritura y según los estudiosos está en el origen de otros géneros artísticos de gran productividad e influencia, como el cuento fantástico o incluso la novela. Uno de los casos más notables de la literatura española es El lazarillo, cuyo juicio tras la acusación de adulterio suscita el testimonio que da lugar a la novelita. La querencia por las clasificaciones temáticas, así como la voluntad española de arrogarse la creación de un nuevo tipo de novela inédito hasta el momento en el resto del mundo dio como resultado la popularización de la etiqueta “novela picaresca”, a través de la cual se cree clasificar, esto es, comprender tal novela. Maniobras parecidas han sepultado la importancia del género caso, que debe ser revitalizado y puesto de nuevo en circulación. Muchos son los casos modernos en literatura y en otras artes como el cine o la ficción serial narrativa. Los casos policiales, judiciales y clínicos son algunos de los más numerosos. La novela negra y la ficción detectivesca son productos artísticos basados en el caso. Casos hay también en el entretenimiento televisivo en el que han derivado los casos periodísticos reales. En ellos las violaciones colectivas o asesinatos reales devienen en una pericia colectiva y mediática en tiempo real, a través de prensa escrita o televisada y de las redes cibernéticas sociales.

Sostiene es también un caso en el que el mismo gobierno dictatorial está en peligro por las maniobras de un periodista, el protagonista Pereira que, sin demasiada voluntad, termina apoyando a un grupo de insurgentes y revolucionarios jóvenes e idealistas que pretenden luchar contra el régimen. Esta naturaleza casuística es la razón por la cual la letanía “Sostiene Pereira…” comienza todos y cada uno de los capítulos y buena parte de los párrafos. El autor construye su novela, pues, a partir de los testimonios del tal Pereira ante el caso de insurrección que supuestamente se investiga.

El protagonista fue otro de los focos de atención de la tertulia. Se subrayó la importancia de la comida y del sudor. Más que cualquier otra cosa, Pereira es un hombre que come y que suda, aun a sabiendas de que la acción narrada se sitúa en un tórrido agosto lisboeta. Las tortillas a las finas hierbas, lo mismo que las limonadas son la dieta que recorre el libro desde el primer hasta el último capítulo. Pereira es corpulento, y a la vez un tanto inútil, lo que lo sitúa más en un plano humorístico que serio. Quizá su faceta más risible es su inutilidad como periodista, pues para enterarse de la realidad acude a un bar a que se la cuenten tanto el dueño como los parroquianos.

Las frecuentes tertulias del viudo protagonista con el retrato de su difunta esposa llamaron también la atención de la tertulia, y se subrayó el humorismo de este tipo de acciones, su cotidianeidad, así como el hecho de que se trata de un rasgo definitorio de nuestra especie. Si por algo se diferenció homo sapiens sapiens de neandertales o denísova fue en una capacidad simbólica sin precedentes que, según los expertos, fue el rasgo diferenciado por que los puso en el disparadero de la supremacía evolutiva.

Otro de los factores que se subrayaron de este Pereira fue su incapacidad para formar una familia, así como su inacción. Sobre esta última cabe decir que es paradójicamente efectiva, pues su no hacer, o más bien, su dejar hacer con su dinero, lo que lo hace efectivo y lo aleja de todo tipo de sospecha por parte de las autoridades. Esto está relacionado también con el personaje como un hombre atascado en un pasado que no volverá y que simboliza el viaje de novios que con su mujer realizó a Madrid. Así, su pasado es la imagen de su felicidad a la que vuelve momentáneamente mediante las conversaciones con el fantasma conyugal.

Monteiro Rossi es otro de los personajes que suscitó una buena parte de comentarios por parte de los participantes en la tertulia. Hubo una especie de acuerdo general en la idea de que Pereira trata a este joven con paternalismo, a saber, lo cuida como al hijo que nunca tuvo. Este paternalismo aparente, sin embargo, esconde una revolución silenciosa que Pereira ejecuta de forma silenciosa, pues, aunque ya se ve sin fuerzas con las que oponerse a la dictadura de Salazar, financia a quienes sí tienen la fuerza, aunque quizá no toda la inteligencia, esto es, la cuadrilla de jóvenes a la que Monteiro y su novia pertenecen.

Así, algunos capítulos de la historia de Portugal se entretejen con la trama narrativa del personaje principal. Esta trama es, a la vez, la historia de quien trata de encontrar una nueva forma de revolución en la que pueda participar a pesar de su avanzada edad, y la pugna por salir de un matrimonio frustrado por la muerte de la pareja. La ideología y la historia aparecen como un decorado magistral que aparece de forma oblicua, sin estridencias, como sucede, se subrayó, con la realidad mejicana en algunas películas de Cuarón como Y tu mamá también.

Hubo tiempo al final para comentar, incluso y de pasada, el discurso de recepción del “Premio Cervantes” por parte de Miguel Delibes. La excusa para recomendar la lectura de este fue el grado de inmersión en la lectura de algunas participantes de la tertulia, coincidente con las observaciones del propio Delibes en tal discurso sobre las estrechas relaciones entre los personajes de ficción y la realidad.

Sin tiempo para más, tuvimos que concluir la sesión y los integrantes del club se hicieron con la novela Familias como la mía de Ferrer Lerín, el cual comentaremos en la próxima sesión que tendrá lugar el 26 de noviembre en el mismo sitio y a la misma hora.

Antonio Viñuales

 

Etiquetas: , , , , ,

La Ciudad de las Damas, de Christine de Pizan

Es la segunda vez que nos sumergimos en la lectura de la obra más famosa de la primera escritora en lengua francesa, Christine de Pizan. La obra fue publicada en 1405 y ha sido categorizada por lo que Ursula K. Le Guin  llamó  “ginecotopía”. No han sido habituales en la historia del pensamiento ni las ginecotopías ni tampoco las utopías escritas por hombres. Apenas podemos nombrar la Calípolis que Platón presentó en su diálogo República o de la Justicia desde el siglo IV antes de nuestra era hasta prácticamente la Ciudad de las Damas, de 1405. Aparecerán, posteriormente, la obra de Tomás Moro, Utopía, en 1516,  la Nueva Atlántida de Francis Bacon, de 1629  y la Ciudad del Sol, de Tommaso Campanella en 1604 y algunas otras menos conocidas hasta la revitalización del pensamiento utópico con la llegada de la Ilustración y posteriormente el movimiento obrero o el movimiento feminista.

Christine de Pizan

En la formación de esta primera escritora “profesional” que se ganó la vida con su escritos, jugará un papel determinante su padre, Tommaso Pizano, a quien homenajea en su obra, así como el libre acceso a los más de 1000 libros de la Bibliothèque Royale durante su estancia en la corte del rey Carlos V de Valois donde su padre fue contratado como  médico y astrólogo.

“Tu padre, gran sabio y filósofo, no pensaba que por dedicarse a la ciencia fueran a valer menos las mujeres. Al contrario, como bien sabes, le causó gran alegría tu inclinación hacia el estudio. Fueron los prejuicios femeninos de tu madre los que te impidieron durante tu juventud profundizar y extender tus conocimientos, porque ella quería que te entretuvieras en hilar y otras menudencias que son ocupación habitual de las mujeres”. Ello no impidió el amor filial de Cristina por su madre.

            En la Ciudad de las Damas se han destacado la influencia de San Agustín, así como de otros autores contemporáneos a Christine de Pizan, como Boccaccio a quienes, sin embargo, leerá de manera crítica, reivindicando su propia autoridad y la de otras muchas mujeres anteriores a ella, en su defensa  ante las infinitas críticas que éstas reciben de los hombres y que se encuentran en sus escritos.

Disponible para el préstamo en la Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol

            La Ciudad de las Damas nos cuenta los tres sueños que tuvo Christine de Pizan tras quedarse dormida en su estudio, rodeada de libros, mientras intentaba combatir el abatimiento que tanta inquina le provocaba.

            La obra está dividida en tres Libros, siendo el primero el más largo y, según muchos, el más sugerente y moderno. En él, es Razón la Dama encargada de dialogar con Christine y responderle a sus preguntas. El segundo Libro nos presenta la tarea “constructiva” de Derechura y finalmente, el tercero, donde es Justicia quien finaliza la Ciudad. Tres Damas laicas para la construcción de esta Ciudad donde el mortero mezclado con tinta irá sellando cada espacio con nombres e historias de mujeres en esa larga genealogía femenina que tantas veces ha sido elogiada posteriormente.

El Libro I de La Ciudad de las Damas nos cuenta cómo y con qué materiales se construirán los cimientos de ese espacio retirado en el que las mujeres podrán encontrar un lugar seguro y tranquilo. Las piedras con las que asentará dichos cimientos corresponden a mujeres guerreras y de gran sentido político, mujeres sabias y creativas, así como damas con templado juicio. Una treintena de mujeres reales o provenientes de la literatura, la mitología o de la tradición oral, son aquí rescatadas como valiosos referentes a custodiar. Es llamativa, como indica María Milagros Rivera en su obra “Textos y espacios de mujeres”, la ausencia de escritoras en esa larga representación de mujeres sabias y creativas, donde sólo nos encontramos a la poeta Safo. También es de destacar la presencia de la miniaturista que ilustró tan bellamente La Ciudad de las Damas y que fue amiga y, probablemente, consejera de Christine, Anastasia. Como nos recuerda Ángeles Caso en su obra “Las olvidadas” la primera mujer pintora de Europa que firmó nos la encontramos en el siglo X en Zamora y es conocida como Ende pintrix, también miniaturista, oficio que aprendió en el cenobio en el que estaba, por lo que parece un oficio ya conocido entre las mujeres de los conventos o hijas de pintores.

En el Libro II serán recuperadas unas 90 mujeres, aunque algunas ya habían aparecido en el Libro I bajo otra consideración. En este caso es Derechura la encargada de reescribir las vidas de estas mujeres valiosas por diferentes virtudes que han sido puestas en entredicho por los hombres. En este apartado se abordan temas como la maternidad, la fidelidad en el matrimonio, el amor filial, la visión profética, el rechazo a la violación, la pasión por el estudio, la bondad o la belleza, pero también la superioridad de las cualidades morales a la belleza.

En el Libro III será el turno de Justicia quien tiene como misión la edificación de los tejados que estarán presididos por la Reina de los cielos, seguida de María Magdalena, Catalina de Alejandría, unas cuantas santas mártires y santa Cristina, entre otras.

La exhortación final a todas las mujeres de cualquier condición para que no se dejen engañar por los hombres y acudan a la Ciudad recién acabada de construir para poder dedicarse al desarrollo moral y espiritual, es una invitación a poder ser ellas mismas lejos de los peligros y maldades de los hombres.

La Ciudad de las Damas fue reconocida por Simone de Beauvoir como la obra de la primera feminista, aunque aún no existía el término. Antes que ella, Louise Kéralio había reivindicado en 1786 este texto escrito por una mujer sobre y para las mujeres y con el tiempo será también destacada por las sufragistas. Christine de Pizan había conseguido su deseo de ser famosa. Hoy nos la encontramos como una de las invitadas en la obra artística de Judit Chicago “The Dinner Party” del Museo Brooklyn de Nueva York.

Christine de Pizan fue una mujer valiente y fuerte que tuvo que arremangarse para poder sacar a su familia adelante, tras el derrumbre precipitado de su mundo idílico de mujer casada y feliz rodeada de libros y riquezas. Tras la muerte de su marido, de un hijo,  del rey protector y de su padre, y con todo tipo de problemas económicos, esta joven viuda de 25 años, con tres hijos, una madre y una tía a su cargo, vivir de sus propios escritos.

La modernidad de esta escritora de origen italiano que viajó con su familia a la edad de cinco años a la corte francesa en París, ciudad que ya no abandonó y cuya lengua hizo suya, rezuma por doquier. Su escritura en primera persona y en lengua francesa, como Descartes hará dos siglos después, el rechazo a la autoridad, hasta el momento, siempre masculina, y la reivindicación de la propia experiencia y la propia inteligencia, avaladas por las tres figuras alegóricas, pero laicas que le acompañan en su “escritura-pensamiento-construcción”, son ejemplos rotundos de que nos encontramos ante una escritora que anuncia un nuevo tiempo más que un epígono de la Alta Edad Media.

Sin embargo, como dice su prologuista y editora, Marie-José Lemarchande:

“El más valiente desafío de Cristina de Pizán acaso haya sido promover, elevar y levantar como una verdadera fortificación la imagen del cuerpo femenino, sano y hermoso, como fuente inagotable de confianza… La verdad de la experiencia de su propio cuerpo libera a la mujer y le permite reafirmarse frente a las patrañas seudoteológicas urdidas por los predicadores”.

Charo Ochoa

 

Etiquetas: , , , ,

“The Canterville ghost”, Oscar Wilde

We had our first meetingon 24th of November, since we hadour lastthreemonthsago. We are still the same group of peoplehaveincreased the number for this new school year, and this is always good news. The book we wanted to share was “The Canterbury ghost” by Oscar Wilde.

41G10vTUetL._SX312_BO1,204,203,200_

Wilde wasborn in Dublin on 16thOctober, He wasthe child of a well off Irish family and studied at Trinity College in Dublin and in Magdalen College in Oxfordwhere he becamefascinated by a new philosophicalMovment, “Astheticism”. He graduatedin 1878 with a Bachelor’s degree in Classics. In this same year he publishedhis first poem“Ravenna”. VeryQuickly Wilde’s plays becamesuccessful and startedtravellingbetween Paris, London and New York. Eventually he marriedand fathered two childrenbut in 1895 he wastried and foundguilty of havingcommittedsodomy. He wassentenced to two years of prison and hardlabour, of courseat prison he feltbetrayed by his lover (Lord Alfred Bruce Douglas). He died in Paris on 30th November poor and rejectedby those who first hadadmired him.

AmongWilde’s plays we mustmention“A woman of no importance”, “An ideal Husband”, “Lady`sWindermere`sfun”, “Salomé” and “The importance of beingEarnest”. He wrote a novel “The portrait of Dorian Grey” and some short tales, “The Happy Prince”, ·The selfishGiant” and “The Canterbury Ghost”. All hisworkswerereally popular, butspeciallyhis plays wereacclaimed by hisaudienceand werealways on the mostimportanttheatres in the West End of London.

In “the Canterbury Ghost” a wealthy and arrogantfamilybuy an old mansion(Canterbury Chase) whichhadbelonged to Lord Canterbury`sfamily for centuries.Althoughits new owner, Mr Otis (The American Ambassador) is told by Lord Canterville that a Ghostlives in it, he buys it thinking theright thing was to buy an English mansion with aghost. As soon the familymoves the problemsstart, in the very first dayMrs Otis discovers a bloodstain in the house which she can`ttolerate, beingwarned by the maid that the stain has beenthere for centuries, one of the boys removes it with an American stain remover, the Pinkerton Chamipionstainremover. The following nightMr Otis is waken by the noise the rustychainsof the ghost make, that`swhen Mr Otis decides to give the ghostsome oil (Tammy Risingsunlubricator) to lubricatethem. As the book proceeds we read to blocks in conflict, on one hand the vulgar pragmaticAmericans and the other the ghost who represent the old aristocracy who want to go on living the same waytheyhavelived for centuries. It`s not untilVirginia, the youngestdaughter, talks to Sir Simon that the conflict is over.

ButWhatwasWilde`s real intention ? Is this a maretale for children? If we readcarefully we know he wasbeingverycritical with both the English aristocracy and the new Americans. The reader in thosedaywas familiar with someadverts at the beginning and at the end of the book, so when the Otis childrenclean the bloodstain with the Pinkerton stain remover the reader knew that waspublicity, but Wilde goes further, he uses Pinkerton whichwas the name of an American insurancecompanythat “cleaned” the streets of protesters on strikewho asked for higher salaries and betterlabourconditions. He wascriticising the Americans and warninghis readers that the American dreamwas not true. When Sir Simon, the Ghost, failsto frighten the Otis family and feelsuseless as this is what he has beendoing for centuries, Wilde is criticising the English Aristocracy who can`tadaptthemselves to the new generations.

The book wasvery nice to read and gave us the opportunity to debate about the new generationgap, not only in the book butnowadays. We reallyenjoyed the book.

More information

 

Pilar Martínez-Sapiña

 
 

Etiquetas: , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: