RSS

El Café Literario Durán recomienda…

04 Abr

stonerLa obra con la que comenzamos esta  tertulia es Stoner de John Willians. Una novela magistral, sorprendentemente poco conocida, que ha entusiasmado a todos los que la han leído. Es la historia de un profesor de Universidad (un poco autobiográfica) contada de forma sencilla y lineal –nacimiento, vocación, matrimonio, paternidad, trabajo y muerte- pero que encierra toda la complejidad de la vida. Un hombre que intenta vivir de forma honesta y se encuentra con la dificultad de hacer simplemente eso, vivir.

Se recomiendaron durante la sesión, entre otras, las siguientes obras:

Wilki Collins. Marido y mujer. Ed. ALBA, 2002. Una novela de intriga y equívocos que denuncia la institución legal del matrimonio describiendo una situación, basada en hechos reales, de traición, venganza y malos tratos

Pío Baroja. El árbol de la ciencia. Ed. Cátedra, 1984. Una de las obras capitales de Baroja, es el compendio de todas las inquietudes políticas, sociales y filosóficas de la llamada generación del 98. Es una novela semiautobiográfica que narra en dos partes la vida de un médico. La primera cuenta sus andanzas en la universidad, lo que da pie a Baroja para hablar de los problemas de Madrid en el siglo XlX, y la segunda, aprovechando la estancia como médico del protagonista en Alcolea, denuncia la situación rural del país en la época.

J.R. Moeringer. El bar de las grandes esperanzas. Ed, Duomo. 2015 Una novela espléndida que narra el aprendiaje e iniciación a la vida de un joven que crece añorando a su padre ausente y se educa entre el amor de su madre y las enseñanzas de todos los clientes del bar Dickens donde pasa gran parte de su tiempo.

Fernández Álvarez. Carlos V, el César y el Hombre. Ed, Espasa. 1999. Es una biografía del emperador muy bien documentada que, además da una visión global de Europa en la primera mitad del siglo XVl.

Fred Ulhmann. Reencuentro. Ed.Tusquets, 1996. Es la historia conmovedeora de dos amigos, compañeros inseparables de clase que se alejan durante la segunda guerra Mundial al ser uno de ellos judío y el otro

Franz Werfel. Una letra femenina azul pálido. Ed. Anagrama, 1994.Un alto funcionario vienés recibe una carta de mujer que le hace recordar vivencias pasadas. En este recuerdo hace el autor una reflexión, a modo de Marai o de Zweig, de una civilización que se va para no volver.

Concepción Generelo

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: