RSS

La complejidad de la condición humana

08 May

En abril, hemos disfrutado leyendo Léon l’Africain de Amin Maalouf, escritor libanés de lengua francesa, que reside en París desde 1976. Galardonado, entre otros premios, con el Príncipe de Asturias de las Letras por: “haber logrado abordar con lucidez la complejidad de la condición humana y saber situar al lector en el gran mosaico mediterráneo de lenguas, culturas y religiones para construir un espacio simbólico de encuentro y entendimiento”.

MaaloufA_LeonLéon L’Africain es una deliciosa novela que comienza con la narración de la vida de Hassan, nacido en Granada poco antes de la caída de la ciudad en manos cristianas y que, por avatares de la vida y por propia inclinación, se ve envuelto en viajes a través de África y Europa. Es testigo presencial de guerras y ambiciones, de caídas de imperios y emergencia de otros. Una vida que transcurre entre diferentes culturas religiosas, a las que se va adaptando y sirviendo, uniendo en su experiencia Oriente y Occidente, el mundo cristiano y el islam. Y Hassan, como buen ejemplo de hombre renacentista, es curioso y reivindica la cultura como puente entre culturas y religiones del mismo modo que Amin Maalouf reivindica la cultura entre la barbarie.

León L’Africain es una de las mejores y más perfectas novelas de viaje y, también, una biografía excelente. Ya desde la introducción de la obra nos vemos abocados a devorarla “ Je ne viens d’aucun pays , d’aucune cité, d’aucune tribu. Je suis fils de la route,..” Un viaje a lo largo de sus 40 años que sirven para estructurar la novela en 40 capítulos y 4 partes: Granada, Fez, El Cairo y Roma. Y como es el relato para su hijo, acaba aconsejándole: “À Rome tu étais “le fils de l’Africain” ; en Afrique tu seras “le fils du Roumi”. Où que tu sois, certains voudront fouiller ta peau et tes prières. Garde-toi de flatter leurs instincts, mon fils, garde-toi de ployer sous la multitude ! Musulman, juif ou chrétien, ils devront te prendre comme tu es, ou te perdre.”

Una novela estupenda y bien documentada que nos recuerda La Historia de esos años y, a la vez, nos presenta la intrahistoria, en el sentido más unamuniano, con la que Maalouf nos deleita al evocarnos el día a día, los olores, la vida doméstica, la tradición… En fin, una lectura apasionante y que invita a reflexionar sobre la condición humana.

Mª Ángeles Lumbierres

Anuncios
 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: