RSS

Club de Lectura en Francés: “Candide ou l’optimisme” de Voltaire

02 Feb

En el primer encuentro del año 2012, hemos puesto en común Candide ou l’optimisme, uno de los cuentos filosóficos más interesantes de Voltaire. Cuento publicado en 1759, sin embargo, lleno de ironía, matices, reflexiones, parodias y cuestiones que lo siguen haciendo interesante en 2012.

Voltaire es un intelectual del siglo XVIII, el siglo de las luces, que participó activamente en la Ilustración y colaboró con la Enciclopedia. Escribió teatro, obras filosóficas, ensayos, libros de historia siendo siempre muy crítico, especialmente con la intolerancia de la Iglesia. Estas críticas le causaron tantos problemas en Francia que acabó exiliado en Suiza. Por supuesto, Voltaire siguió escribiendo y a partir de los 50 años empezó a escribir cuentos, pero, cuentos filosóficos y Candide lo escribió con 65 años. Este género le permitió ser irónico y crítico en un momento muy delicado tanto políticamente (la guerra de los 7 años) como moral y filosóficamente. El título de este cuento ya es un juego irónico porque Candide o Cándido, en castellano, es un joven ingenuo que admira las teorías de Pangloss, un optimista para el que “tout est pour le mieux dans le meilleur des mondes”.

 

Candide pasa su infancia en los dominios del castillo del barón Thunder-ten-Trock, un lugar en el que todo es perfecto para él. El vive allí, pero no pertenece a la nobleza y por lo tanto no tiene privilegios; se enamora de la hija del barón, Cunégonde, y es expulsado del castillo. Este comienzo nos recuerda, sin duda, la expulsión del Paraíso. A partir de este incidente, Candide se encuentra en un mundo desconocido y empieza un viaje que le enseña otros aspectos de la vida: la guerra, la intolerancia, el fanatismo, la esclavitud, la maldad, la violencia…….. En este viaje que le lleva de Europa al Nuevo Mundo y de éste, de nuevo, a Europa, el protagonista va tomando conciencia de que la vida no es tan optimista como se la presentaba su maestro Pangloss, aunque tampoco tan pesimista como su amigo Jacques, el anabaptista. Candide, decepcionado de todo lo que ha visto, acabará construyendo cerca de Constantinopla su propio modelo de sociedad, fundada sobre los valores de la igualdad y del trabajo. Aquí el cultivará su jardín en el sentido literal y figurado del término.

Para terminar, recomendar esta lectura porque es una interesante parodia de la época, resulta fácil y entretenida de leer y, además, es en cierta medida una autobiografía de la compleja vida del autor que después de haberse iniciado con las teorías del optimismo, llega a la conclusión que el mundo tal cual nunca cambiará y, que, además, es imposible cambiarlo, pero si nos preocupamos de lo que nos rodea más íntimamente, podemos hacer, por lo menos, nuestra vida más próspera y feliz.

Mª Ángeles Lumbierres

Anuncios
 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: